Sabina Puértolas es una de las sopranos españolas más internacionales, reconocida por sus interpretaciones de un amplio repertorio de bel canto y música barroca, como Marie (La fille du régiment, Donizetti), Gilda (Rigoletto, Verdi), Amina (La sonnambula, Bellini), Susanna (Le nozze di Figaro, Mozart), Adina (L’elisir d’amore, Donizetti), Rossina (Il barbiere di Siviglia, Rossini), Poppea (L’incoronazione di Poppea, Monteverdi), o Rodelinda (Rodelinda, Händel), en teatros como la Royal Opera House de Londres, el Real de Madrid, el Liceo de Barcelona, el Teatro Municipal de Santiago de Chile, la Ópera de Seattle (Estados Unidos) o el Centro Nacional de Artes Escénicas de Beijing (China).

Tras cursar estudios musicales en el Conservatorio Profesional de Música “Pablo Sarasate” de Pamplona se trasladó a Italia, becada por el Gobierno de Navarra, donde continuó su formación en las academias Chiggiana de Siena y Verdiana de Busseto, bajo la tutoría de Carlo Bergonzi. Recibe, además, clases magistrales de Victoria de los Ángeles, Miguel Zanetti y Dafne Evangelatos.

Ganadora del concurso Operalia, en la categoría de zarzuela, se alzó también con el triunfo en los concursos Ricardo Zandonai, Nacional de Jóvenes Intérpretes de Juventudes Musicales, Luis Mariano, Francisca Quart y Manuel Ausensi.

En el año 2001 debutó en el Teatro alla Scala de Milán, bajo la dirección del maestro Riccardo Muti, interpretando el papel de Oscar en Un ballo in maschera, de Verdi. Desde entonces ha desarrollado una intensa carrera internacional, dirigida por maestros como David Curtis, Christophe Rousset, Alain Guingal, Gianluca Capuano, Jesús López-Cobos, Paolo Arrivabeni, o Antonino Fogliani, entre otros.

En España ha cantado en Madrid (Teatro Real, Teatro de la Zarzuela), Barcelona, Valencia, Pamplona (Baluarte, Teatro Gayarre), Oviedo, Valladolid, Jerez, Las Palmas, Tenerife o Bilbao (Eskalduna, Teatro Arriaga), interpretando roles como Zerlina (Don Giovanni), Rossina (Il barbiere di Siviglia), Oscar (Un ballo in maschera), Susanna (Le nozze di Figaro), Lisette (La Rondine), Micaela (Carmen), Gilda (Rigoletto), Amina (La sonnambula) y Poppea (L’incoronazione di Poppea), entre otros. Fuera de nuestro país ha trabajado en París, Londres, Viena, Washington, Lieja (Bélgica), Toulouse, Burdeos y Nantes (Francia), Amsterdam, Verona o Tokio.

Del repertorio de zarzuela, Sabina Puértolas ha estrenado las nuevas producciones de La tabernera del puerto y Doña Francisquita del Teatro de la Zarzuela, y ha interpretado títulos como Luisa Fernanda, La Generala o La del manojo de rosas, dirigidas escénicamente por Emilio Sagi. También ha cantado Marina, El asombro de Damasco o La Gran Vía.

En el terreno del oratorio ha cantado Magnificat, Oratorio de Navidad y La Pasión según San Mateo, de Bach; Carmina Burana (Orff), Stabat Mater de Pergolessi, Requiem y Misa de Coronación, de Mozart, o el Requiem de Fauré.

Entre su grabaciones destacan Ariodante, de Händel, bajo la dirección de Alan Curtis y junto a Joyce DiDonato; Falstaff, de Verdi, junto a Ruggero Raimondi; Luisa Fernanda, en el Teatro Real de Madrid, o Così fan tutte, de Mozart, en la Royal Opera House de Londres, bajo la batuta de Semyon Bychkov.

Algunos de sus próximos compromisos son su regreso al Teatro Real, tras las exitosas funciones de L’elisir d’amore, con la ópera Aquiles en Esciros, de Francesco Corselli; o la zarzuela La tabernera del puerto, en Madrid.